El 83% de los emplead@s domésticos en el mundo son mujeres

10/01/2013 - Internacional

 

Un informe de la OIT señala que en el mundo hay 52 millones de personas que trabajan en el hogar. El 45% de ellas no tienen derecho a descanso semanal o vacaciones remuneradas.

Por publico.es

El 83% de los al menos 52 millones de personas que en todo el mundo están empledos como trabajadores domésticos son mujeres. Esta es una de las cifras que arroja un informe elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y en el que este organismo detalla que casi la mitad de estos trabajadores no tienen derecho a periodos de descanso semanales o vacaciones anuales remuneradas. Se trata del primer estudio de este tipo realizado por la OIT. 

Estos trabajadores representan el 7,5% del empleo asalariado de las mujeres en el mundo y en algunas regiones un porcentaje mucho mayor, sobre todo en Oriente Medio –31,8%–, América Latina y el Caribe –26,6%– y Asia Pacífico –11,8%–. Entre mediados de los años 1990 y 2010, hubo un incremento de más de 19 millones de trabajadores domésticos. Según la OIT, muchos migran a otros países en búsqueda de trabajo y es probable que las cifras incluidas en el informe subestimen los números reales de este tipo de empleados, que en realidad podrían ser decenas de millones más. De hecho, los datos también excluyen a los niños trabajadores domésticos menores de 15 años que no están comprendidos en las encuestas utilizadas por el informe. En 2008, su número fue estimado por la OIT en 7,4 millones. 

El informe, titulado Trabajadores/as domésticos en el mundo, se publica tras la adopción en junio de 2011 de un nuevo Convenio y Recomendación de la OIT sobre trabajo doméstico, que tiene como objetivo garantizar condiciones de trabajo y remuneración decente para los trabajadores domésticos en todo el mundo y que sólo ha sido ratificado hasta la fecha por Uruguay, Filipinas y Mauricio. Otros 13 están llevando a cabo reformas en su legislación para mejorar la seguridad jurídica de este tipo de trabajadores, entre ellos España, Brasil, India, Paraguay o Tailandia. 

La subdirectora general de la OIT, Sandra Polaski destacó en rueda de prensa que más allá de la normativa, la educación es esencial. "La educación es clave para lograr la implementación efectiva de las leyes. La educación de los empleadores, de que sean conscientes de sus obligaciones, y de los empleados de que conozcan y reivindiquen sus derechos".

En el caso de los trabajadores domésticos migrantes, el informe indica que su falta de conocimiento del idioma y de las leyes locales los hace especialmente vulnerables a prácticas abusivas como la violencia física y sexual, el abuso psicológico, el impago de salarios, la esclavitud por deudas y las malas condiciones de vida y de trabajo. 

El informe cita el caso de los empleados domésticos en Malasia, que trabajan de promedio 66 horas semanales, y en Catar, Namibia, Tanzania y Arabia Saudí, donde trabajan entre 60 y 65 horas. Polaski denunció que a estos trabajadores "se les exige que trabajen más horas que los otros trabajadores" y que "en muchos países no disfrutan del mismo derecho al descanso semanal que otros trabajadores". "Junto a la falta de derechos, la dependencia extrema de un empleador y la naturaleza aislada y desprotegida del trabajo doméstico pueden hacerlos vulnerables a la explotación y el abuso", agregó Polaski en la presentación del informe en Ginebra. 


Para mayor información:
http://www.observatoriogeneroyequidad.cl/index.php/iqustasando-menu-superior-104/26-novedades/6651-el-83-de-los-empleads-domesticos-en-el-mundo-son-mujeres?utm_source=v2.envialosimple.com&utm_admin=7108&utm_medium=email&utm_campaign=Boletin_Ob 


 

Combatiendo la pobreza femenina

28/01/2011 - Europa

 

Ganan menos dinero por su trabajo, suelen conseguir más contratos fijos y es más probable que trabajen a tiempo parcial. Se trata de las mujeres, un diecisiete por ciento de las cuales vive en la pobreza, según un informe votado ayer, 27 de enero, por la comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género. Por si fuera poco, la crisis económica no ayuda a mejorar las cosas. En su encuentro de ayer, los eurodiputados pidieron a la Comisión Europea y a los Estados miembros la adopción de una perspectiva de género específica como elemento clave de todas las políticas para combatir la pobreza. Además, se propuso crear una Carta Europea de Derechos de las Mujeres para incrementar sus derechos y oportunidades. En este sentido, la ponente del informe votado por la comisión, la socialista rumana Rovana Plumb, recordó que el asunto de la pobreza femenina "solo se ha empezado a abordar de manera sistemática hace poco y de forma de relativa". Por ello, los eurodiputados hicieron un llamamiento a los Estados miembros, instándoles a preparar programas específicos para promocionar activamente la inclusión y la reintegración de las mujeres en el mercado laboral. En concreto, hablaron de reducir la brecha salarial en un uno por ciento al año para alcanzar el objetivo del diez por ciento en 2020. 

Conciliación 

Otra cuestión que debe abordarse, según los eurodiputados, es la conciliación de la vida familiar y profesional. Para ello, es crucial promocionar más los servicios de guardería. Sobre este punto, la ponente Plumb señaló que "la contribución de las mujeres al desarrollo de la familia, la sociedad y la economía es normalmente subestimada y mal remunerada". El sistema de pensiones fue otra de las cuestiones que se pusieron sobre la mesa, ya que, a menudo, no se tienen en cuenta las interrupciones a las que se ven obligadas las mujeres. Esto, junto al problema de la violencia doméstica, que también conduce a las mujeres a la pobreza, fueron los principales temas debatidos ayer por la comisión de Igualdad de Género del PE. 

Recursos europeos 

Por último, los eurodiputados recordaron que es posible utilizar fondos estructurales para luchar contra la pobreza y la exclusión social. El informe de Plumb será votado previsiblemente en el pleno del próximo mes de marzo. 

Pobreza femenina 

El 17% de las mujeres de la UE vive en la pobreza Las diferencias de remuneración media en los Estados miembros es de entre un 14% y un 17,4% Las mujeres ocupan dos tercios de la población inactiva Grupos de riesgo: mujeres mayores, madres solteras, mujeres con discapacidad y pertenecientes a minorías El promedio de mujeres mayores pobres es del 22%, mientras que el de los hombres es del 16% 

Fuente: Parlamento Europeo 

Para mayor información:
http://igenero.oit.org.pe/index.php?option=com_content&task=view&id=437&Itemid=137


 

"Cepal: Brecha digital de género limita desarrollo de América Latina y el Caribe"

15/10/2013 - AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE 

La tasa de uso de internet de las mujeres es en promedio 8,5% menor a la de los hombres en 10 países con información disponible incluidos en el documento Mujeres en la economía digital.

La brecha digital que todavía existe en la región entre hombre y mujeres limita tanto el desarrollo personal y laboral de la población femenina como el crecimiento con igualdad de los países de la región, revela un nuevo estudio presentado hoy por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). 


La tasa de uso de internet de las mujeres es en promedio 8,5% menor a la de los hombres en 10 países con información disponible incluidos en el documento Mujeres en la economía digital: superar el umbral de la desigualdad, cuyas conclusiones nutrirán el trabajo de la XII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, que se inaugura hoy en Santo Domingo, República Dominicana, y concluye el viernes 18 de octubre. 

Según el documento, la economía digital incluye la infraestructura de telecomunicaciones -particularmente las redes de banda ancha-, las industrias de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) -hardware, software y aplicaciones- y el grado de alfabetización digital de los usuarios. 

El estudio indica que en todos los países aumentó en los últimos años la proporción de hombres y mujeres que declaran usar internet desde cualquier punto de acceso, pero solo en Brasil, México y Uruguay la brecha entre ambos sexos se redujo. En el resto se amplió. 

En el caso de Chile, la diferencia entre mujeres y hombres es de casi 5% en Chile (39,3% contra 44%). La Cepal informa que el país cuenta con una de las mayores tasas de uso de esta tecnología. En Perú, en tanto, 26% de las mujeres y 34,1% de los hombres dicen ser usuarios. 

Esta brecha digital de género es más frecuente en áreas urbanas que rurales y afecta principalmente a las mujeres de mayor edad de todos los niveles educativos. 

La prevalencia de uso de internet aumenta a medida que asciende el nivel de ingresos de los hogares, pero la brecha de género es menor en aquellos grupos donde la tecnología es menos accesible. En Uruguay, el país menos desigual en este ámbito, 34,5% de las mujeres del primer quintil declaran usar internet contra 63% del quinto quintil. 

La desigualdad solo se revierte en el caso de las mujeres asalariadas, que muestran tasas de uso de internet superiores a las de los hombres. Este último dato indicaría que contar con habilidades para el uso de las TIC puede ser una herramienta poderosa para la inserción laboral de muchas mujeres. 

Casi la mitad de las mujeres de la región (que representan 50,9% de la población, más de 300 millones de personas) no tienen ningún vínculo con el mercado laboral: la tasa de actividad económica femenina asciende a 49,8% (la masculina llega a 78,7%) y una de cada 10 mujeres está empleada al servicio doméstico, una de las labores peor remuneradas y con menor protección social. 

Garantizar la autonomía económica de las mujeres, aumentando su participación en el mercado laboral y reconociendo el trabajo no remunerado que ellas realizan mayoritariamente, es uno de los principales desafíos de los países de la región, plantea la CEPAL. Y como en la economía digital se reproducen desigualdades de género presentes en el resto de la sociedad, urgen políticas que prevengan la segregación laboral, eviten las brechas salariales y promuevan una justa división sexual del trabajo. 

La segregación laboral (horizontal y vertical), dice el organismo, es patente en el mundo de la ciencia, pese a que en los últimos años ha aumentado el número de mujeres en esta área. 

La primera segregación se refiere al hecho de que las mujeres se concentran en disciplinas relacionadas con las ciencias de la salud, sociales, humanísticas y naturales, dejando en último lugar a las ciencias exactas e ingenierías, donde predominan los hombres. Otra expresión de la segregación horizontal de género es la representación sumamente escasa de mujeres en la investigación industrial. 

La segregación vertical, por su parte, significa que las investigadoras de la región tienen muy pocas posibilidades de llegar a los niveles más altos del escalafón laboral y acceder a puestos de poder o de alta jerarquía. “Uno de los grandes problemas para el desarrollo profesional de las mujeres es el conflicto de roles que experimentan al tener que atender, simultáneamente, las demandas familiares y profesionales”, explica el documento. 

La Comisión destaca, además, la falta de participación de las mujeres en la producción de contenidos digitales, lo que genera un alto grado de sexismo. En la industria de los videojuegos, por ejemplo, es recurrente la representación de mujeres como objetivos pasivos y sexuales y de hombres como sujetos activos y violentos. 

Según el estudio, la mayoría de los países de América Latina y el Caribe tienen hoy estrategias digitales nacionales, que han permitido avances importantes en el acceso de toda la población a las TIC. Pero la mayor parte de ellas no incluye acciones específicas para promover la igualdad de género, aunque se destacan las experiencias de Ecuador, México y República Dominicana. 

Fuente: La Segunda Online

Para mayor información: 
http://www.lasegunda.com/Noticias/Economia/2013/10/885733/Cepal-Brecha-digital-de-genero-limita-desarrollo-de-America-Latina-y-el-Caribe 


 

Best UK Bookis w.betroll.co.uk Will Hill
How to get bonus http://f.betroll.co.uk/ Betfair