Ana Lucía Alvarez y Gloria Carrión representantes del equipo de Fideg, Nicaragua, presentan los resultados del estudio sobre el empoderamiento económico de las mujeres en el marco del proyecto "Promoviendo el empoderamiento económico de las mujeres a través de mejores políticas", coordinado por el Centro Interdisciplinario de estudios sobre el Desarrollo para Uruguay (CIEDUR) y el Centro de Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales de La Plata, Argentina.

10 de diciembre día de la  trabajadora domestica. Nada que celebrar

10/12/2013 - NICARAGUA 

 

Los 10 de diciembre, no tienen nada que celebrar. Mientras los empleadores sigan violentando sus derechos a un salario acorde a su jornada laboral (labores que realice), no cubra ni la canasta básica, inexistencia de un contrato laboral escrito.


En Nicaragua, el trabajo domestico no se considera un trabajo, está dentro de los altos índice del sector informal, mal remunerado. Los antecedentes del trabajo domestico está vinculado a la esclavitud, el colonialismo y otras formas de servidumbre al día de hoy no ha cambiado el trato de los empleadores a las trabajadoras domestica. 

Actualmente, el estatus legal sobre el trabajo domestico se encuentra estipulado mediante la Ley para el Trabajador Domestico, se aprobó en 1977, que manda incluirlo en la Seguridad Social, obliga al empleador afiliarlo al INSS. En 1982, la ley de seguridad social, en su artículo 5, obliga asegurar a las empleadas domesticas, en los primeros años de los 90, no había ni una empleada domestica afiliada al INSS. El código del trabajo de 1945 incorporo un titulo del trabajo domestico establece las obligaciones al empleador de pagar los subsidios por maternidad, enfermedad común y las derivadas por prestar los servicios en el hogar, este Código fue derogado en 1996. En Nicaragua no hay registro sobre la cantidad de mujeres desempeñan la labor de trabajadora domesticas. En 1993, se declara el día del trabajador domestico, Ley, No. 159, aprobado el 13 de Mayo de 1993, en su artículo dos establece las trabajadora domestica dispondrá del 10 de diciembre para descanso, ese día se paga con goce de salarios. 

En 1996, entro en vigencia el actual código del trabajo , Ley No- 185, código del trabajo, en el titulo VIII, Capitulo I, De los servicios domésticos, reformado por la ley No. 666, LEY DE REFORMAS Y ADICIONES AL CAPÍTULO I DEL TÍTULO VIII DEL CÓDIGO DEL TRABAJO DE LA REPÚBLICA DE NICARAGUA LEY No. 666. 
Aprobada el 02 de Julio de 2008
Publicada en La Gaceta N° 181 del 22 de Septiembre de 2008 reforma establece una jornada laboral exclusiva para las trabajadora adolescentes de seis horas, , un trato especial para el trabajo domestico, pago de sus prestaciones tomando en cuenta adicionalmente los alimentos y habitación que se den, con un valor equivalente al cincuenta por ciento del salario perciba en dinero, derecho a descanso de 12 horas continuas, en caso de menores de edad autorización de sus padres, intervención de la inspectoria del trabajo, el Ministerio de la Familia , Adolescencia y Niñez realizar periódicamente inspecciones, plazo de pagos, obligación del empleador facilitar a la trabajadora continúe sus estudios, afiliarlo al seguro social . 

Los 10 de diciembre, no tienen nada que celebrar. Mientras los empleadores sigan violentando sus derechos a un salario acorde a su jornada laboral (labores que realice), no cubra ni la canasta básica, inexistencia de un contrato laboral escrito, no la afilian al instituto de seguridad social obtengan todos las prestaciones económicas y sociales que proporciona el INSS (pensión, salud, subsidio en enfermedad, maternidad, atención medica) derechos a descanso, pago de hora extra, vacaciones, indemnización. 

El estudio de trabajo domestico elaborado por la fundación friederich Evert, denominado : “ De “criadas” y “ sirvientas” a mujeres trabajadoras con derechos, en Nicaragua hay unas 100,000 trabajadoras domesticas, y de ellas solo el 1,3 por ciento están incorporadas en el seguro social, lo que significa que solo 2,000 tienen un trabajo digno. Al no estar incorporada al seguro social no tienen derechos a las prestaciones sociales, económica brinda el INSS. 

Este sector se encuentra en los mayores índice de pobreza en América Latina, según el estudio “Trabajo doméstico remunerado en América Latina”, elaborado por María Elena Valenzuela, determina incide de pobreza de las trabajadora domestica en área urbana y rural. Nicaragua, área urbana alcanza el 74.2% incidencia de la pobreza en el trabajo domestico, por encima de Venezuela 53.3% y 49.3% de República Dominicana, área rural, el 57.1%, superado por Honduras, alcanza el 72.8%.

La lucha es ardua por parte las asociaciones trabajan sobre los derechos de las trabajadora domestica. El Ministerio del Trabajo y el Instituto de Seguridad social, deben tomar medidas beligerante, persuasiva hacia el empleador, realizar actividades de concientización, se fomente la justicia laboral, equitativa de afiliar a las trabajadoras al INSS, paguen el salario mínimo, hagan firmar un contrato escrito. 

Fuente: Confidencial

Para mayor información: 
http://www.confidencial.com.ni/articulo/15230/nada-que-celebrar



 

Nicaragua Avance en Derechos laborales

22/08/2013 - Nicaragua 

 

A partir del 17 de octubre, entre en vigencia el Convenio 189 sobre el trabajo decente para trabajadoras y trabajadores domésticos, considerado por la representante nacional de la Organización Internacional de Trabajo, OIT, como un avance importante de Nicaragua en materia de derechos laborales.


Durante el “Coloquio e Intercambio entre trabajadoras, para la Implementación del Convenio 189, OIT”, Bertha Rosa Guerra, oficial nacional de OIT, indicó que este es el primer convenio que trata sobre los derechos del sector del servicio del hogar, que en la región latinoamericana se calculan 16 millones y en nuestro país al menos son 300 mil en la rama de la economía, denominada servicios sociales y comunitarios. Nuestro país fue el primero en ratificar el Convenio 189.

"Cuando se presentó el Convenio ya había en Nicaragua condiciones para que fuera el primer país en Centroamérica en ratificar el convenio 189”, dijo, agregando que ya se había establecido una edad mínima para laborar, protección para estos y la inclusión a la seguridad social.

Cambio de mentalidad

Guerra dijo que cuando entre en vigencia el convenio, lo más difícil no será tanto la adecuación a nuestra legislación, sino el cambio de mentalidad social, que subvalora la labor del sector. 

Sandra Ramos, Directora del Movimiento de Mujeres “María Elena Cuadra”, MEC, señaló que el país en los últimos meses ha estado muy convulsionado con diferentes temas, quedando en espera la discusión del Convenio 189. 

“Por eso nos hemos reunido tres organizaciones, como el Comité de Mujeres Sindicalistas, la Asociación de Trabajadoras Domésticas, Astradomes, y el MEC, para definir una estrategia para que la Asamblea Nacional adecúe nuestras leyes al compromiso asumido”, comentó Ramos, indicando que solicitarán al Consejo Superior de la Empresa Privada un diálogo para llegar a acuerdos y hacer propuestas concertadas ante la Asamblea Nacional. 

Ileana Morales Valle, Promotora y Coordinadora de Astradomes en Nicaragua, expresó que el servicio doméstico cada vez es más reconocido e incluso en Costa Rica se admite su importancia, realizado principalmente por mano nicaragüense en tareas del hogar, la agricultura y la construcción.

Más información: 
http://ratificacion-convenio-189.blogspot.com.ar/2013/08/nicaragua-avance-en-derechos-laborales.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+CaminoALaRatificacinC189TrabajoDomstico+(Camino+a+la+Ratificaci%C3%B3n+C.+189+Trabajo+Dom%C3%A9stico) 


 

Hacia el empoderamiento de las trabajadoras del sector doméstico remunerado

21/03/12 - Nicaragua

 

Giorgio Trucchi
LINyM - Lista Informativa 'Nicaragua y más' - Asociación Italia-Nicaragua
Adital

Se espera que Nicaragua ratifique el nuevo Convenio 189 de la OIT

Con el objetivo de informar sobre sus derechos laborales y elevar el nivel de empleabilidad, el Ministerio del Trabajo nicaragüense organizó este martes (20/3) un Foro dirigido a las mujeres trabajadoras del sector doméstico remunerado.

En Nicaragua y resto de América Latina, este sector además de estar fuertemente invisibilizado, carece de organización e información acerca de sus derechos.

"Nuestro gobierno trabaja para la restitución de derechos de todas las personas y con mucha más razón, de todas estas mujeres trabajadoras. Nos hemos reunidos con ellas para poder mostrarles cuáles son sus derechos laborales y salariales, y las leyes que las protegen", dijo la ministra del Trabajo, Jeannette Chávez.

Según la titular de esta cartera, las inmensa mayoría de las mujeres trabajadoras del sector doméstico remunerado en Nicaragua, además de realizar extenuantes jornadas de trabajo, ni siquiera estarían ganando el salario mínimo - que actualmente es de unos 3 mil córdobas (130 dólares) -, ni estarían cotizando al INSS (Seguro Social), lo cual las deja totalmente desprotegidas en cuanto al acceso a la salud y a la jubilación.

Ante esta situación, Chávez explicó que ya informó al presidente Daniel Ortega del nuevo Convenio sobre el trabajo decente para las trabajadoras domésticas, adoptado por la OIT durante su 100º Conferencia realizada el año pasado en Ginebra.

El Convenio 189, que por primera vez en la historia fijó normas laborales internacionales destinadas a mejorar las condiciones laborales de decenas de millones de trabajadoras y trabajadores domésticos en el mundo, fue aprobado con 396 votos a favor, 16 votos en contra y 63 abstenciones. También fueron aprobadas las Recomendaciones con 434 votos a favor.

"De ser ratificado por Nicaragua, ese nuevo Convenio de la OIT acabaría con las extensas y extenuantes jornadas de trabajo de las mujeres de este sector, y fijaría en 8 horas su jornada laboral, equiparándola así a los demás sectores", dijo Chávez.

Este Foro fue también ocasión para las adolescentes que trabajan en este sector - menores de 18 años - de conocer cuáles son su derechos, como por ejemplo de que se les debe garantizar el acceso y frecuencia escolar, tener una jornada laboral que no exceda las 30 horas semanales, así como poder presentar cualquier tipo de denuncia ante la inspectoría del trabajo, entre otros.

En el caso de las adolescentes, el Ministerio del Trabajo ha atendido varios casos de acoso sexual. "Les hemos explicado la importancia de presentar las denuncias ante esta instancia, porque les vamos a garantizar el respaldo total y el acompañamiento en este proceso", aseguró la Ministra del Trabajo.

"Ha sido un encuentro muy enriquecedor para todas. Nosotros tuvimos la oportunidad de ponernos en contacto con la realidad de estas trabajadoras y ellas quedaron más empoderadas, con más conocimientos y con mucha más claridad sobre dónde acudir en caso de violación a sus derechos.

Además -continuó- es necesario que este sector se organice sindicalmente, para tener otro respaldo organizacional que vele por sus derechos e intereses", concluyó.



Para mayor información: 
http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=65403