Demandan reglamentar el trabajo doméstico e identificar modalidades peligrosas para niños

12/06/2013 - Perú 

 

Informe de la OIT en el Día Mundial de Lucha contra el Trabajo Infantil

Lima, jun. 12 (ANDINA). La urgente reglamentación del trabajo doméstico así como la identificación de las modalidades que representen un peligro para los trabajadores menores de 18 años, demandó hoy la Oficina Internacional del Trabajo (OIT).

En el informe denominado “Erradicar el trabajo infantil en el trabajo doméstico”, la OIT plantea entre sus recomendaciones que las normas respecto al trabajo doméstico establezcan claramente una edad mínima para realizar esas labores que no sea inferior a los márgenes que rigen a otros sectores laborales. 

Además, precisa que se debe poner especial atención a las necesidades de los jóvenes trabajadores domésticos, lo que significa limitar estrictamente sus horarios de trabajo, prohibir el trabajo nocturno, limitar el trabajo excesivamente agotador y garantizar el respeto sin discriminación de la cobertura de salarios mínimos en vigencia. 

Toda esa protección, agrega el documento, debe ser parte de un enfoque integrado que incluya la acción política necesaria para proteger a todos los trabajadores domésticos. 

Considera, asimismo, que para que la aplicación de esas normas y políticas sea eficaz es necesario garantizar las sanciones pertinentes pero también aplicar medidas preventivas. 

“Los Estados deben adoptar las medidas necesarias para que los inspectores de trabajo y otros representantes oficiales competentes puedan ingresar a los locales, a fin de dar cumplimiento a las disposiciones aplicables al trabajo doméstico. Al mismo tiempo, las inspecciones del trabajo deberán elaborar políticas para abordar el trabajo infantil y el empleo juvenil en el trabajo doméstico de una manera eficaz”, señala el informe. 

Los expertos que trabajaron este informe se pronunciaron además a favor de que se adopten medidas para combatir la idea generalizada de que los empleadores representan para esos niños un entorno protector y saludable, en especial en el caso de las niñas. 

Las consultas realizadas en diversos países con niños trabajadores domésticos que trabajan actualmente o lo han hecho en el pasado, permiten conocer que las iniciativas con mejor resultado son aquellas orientadas a mantener o restablecer el contacto entre el niño y sus familiares cercanos; intervenir directamente con los empleadores sin confrontaciones; respaldar el establecimiento y fortalecer los grupos de trabajadores domésticos que los representen y ayuden y alentar a los menores a mantenerse en la escuela. 

El documento recomienda también promover la ratificación y aplicación de los Convenios 138 y 132 sobre el trabajo infantil y el 189 sobre el trabajo doméstico decente, formalizar las relaciones de empleo en el trabajo doméstico. 

Además, respaldar el movimiento mundial contra el trabajo infantil y unir fuerzas para promover el trabajo decente para todos. 

Según el informe, 15,5 millones de menores de 18 años realizan trabajo doméstico con o sin remuneración en hogares de terceros o empleadores. De esos niños, 10,5 millones aproximadamente se encuentran en situación de trabajo infantil, ya sea debido a que no han cumplido la edad mínima legal de admisión al empleo, o porque trabajan en condiciones peligrosas o en condiciones análogas a la esclavitud. 

El número de niñas en el trabajo doméstico supera ampliamente el de los niños, pero éstos representan un número considerable y están expuestos a problemas y a vulnerabilidades semejantes. 

Para mayor información:
http://www.andina.com.pe/Espanol/noticia-demandan-reglamentar-trabajo-domestico-e-identificar-modalidades-peligrosas-para-ninos-462314.aspx#.UcydWzszdYV