10 de diciembre día de la  trabajadora domestica. Nada que celebrar

10/12/2013 - NICARAGUA 

 

Los 10 de diciembre, no tienen nada que celebrar. Mientras los empleadores sigan violentando sus derechos a un salario acorde a su jornada laboral (labores que realice), no cubra ni la canasta básica, inexistencia de un contrato laboral escrito.


En Nicaragua, el trabajo domestico no se considera un trabajo, está dentro de los altos índice del sector informal, mal remunerado. Los antecedentes del trabajo domestico está vinculado a la esclavitud, el colonialismo y otras formas de servidumbre al día de hoy no ha cambiado el trato de los empleadores a las trabajadoras domestica. 

Actualmente, el estatus legal sobre el trabajo domestico se encuentra estipulado mediante la Ley para el Trabajador Domestico, se aprobó en 1977, que manda incluirlo en la Seguridad Social, obliga al empleador afiliarlo al INSS. En 1982, la ley de seguridad social, en su artículo 5, obliga asegurar a las empleadas domesticas, en los primeros años de los 90, no había ni una empleada domestica afiliada al INSS. El código del trabajo de 1945 incorporo un titulo del trabajo domestico establece las obligaciones al empleador de pagar los subsidios por maternidad, enfermedad común y las derivadas por prestar los servicios en el hogar, este Código fue derogado en 1996. En Nicaragua no hay registro sobre la cantidad de mujeres desempeñan la labor de trabajadora domesticas. En 1993, se declara el día del trabajador domestico, Ley, No. 159, aprobado el 13 de Mayo de 1993, en su artículo dos establece las trabajadora domestica dispondrá del 10 de diciembre para descanso, ese día se paga con goce de salarios. 

En 1996, entro en vigencia el actual código del trabajo , Ley No- 185, código del trabajo, en el titulo VIII, Capitulo I, De los servicios domésticos, reformado por la ley No. 666, LEY DE REFORMAS Y ADICIONES AL CAPÍTULO I DEL TÍTULO VIII DEL CÓDIGO DEL TRABAJO DE LA REPÚBLICA DE NICARAGUA LEY No. 666. 
Aprobada el 02 de Julio de 2008
Publicada en La Gaceta N° 181 del 22 de Septiembre de 2008 reforma establece una jornada laboral exclusiva para las trabajadora adolescentes de seis horas, , un trato especial para el trabajo domestico, pago de sus prestaciones tomando en cuenta adicionalmente los alimentos y habitación que se den, con un valor equivalente al cincuenta por ciento del salario perciba en dinero, derecho a descanso de 12 horas continuas, en caso de menores de edad autorización de sus padres, intervención de la inspectoria del trabajo, el Ministerio de la Familia , Adolescencia y Niñez realizar periódicamente inspecciones, plazo de pagos, obligación del empleador facilitar a la trabajadora continúe sus estudios, afiliarlo al seguro social . 

Los 10 de diciembre, no tienen nada que celebrar. Mientras los empleadores sigan violentando sus derechos a un salario acorde a su jornada laboral (labores que realice), no cubra ni la canasta básica, inexistencia de un contrato laboral escrito, no la afilian al instituto de seguridad social obtengan todos las prestaciones económicas y sociales que proporciona el INSS (pensión, salud, subsidio en enfermedad, maternidad, atención medica) derechos a descanso, pago de hora extra, vacaciones, indemnización. 

El estudio de trabajo domestico elaborado por la fundación friederich Evert, denominado : “ De “criadas” y “ sirvientas” a mujeres trabajadoras con derechos, en Nicaragua hay unas 100,000 trabajadoras domesticas, y de ellas solo el 1,3 por ciento están incorporadas en el seguro social, lo que significa que solo 2,000 tienen un trabajo digno. Al no estar incorporada al seguro social no tienen derechos a las prestaciones sociales, económica brinda el INSS. 

Este sector se encuentra en los mayores índice de pobreza en América Latina, según el estudio “Trabajo doméstico remunerado en América Latina”, elaborado por María Elena Valenzuela, determina incide de pobreza de las trabajadora domestica en área urbana y rural. Nicaragua, área urbana alcanza el 74.2% incidencia de la pobreza en el trabajo domestico, por encima de Venezuela 53.3% y 49.3% de República Dominicana, área rural, el 57.1%, superado por Honduras, alcanza el 72.8%.

La lucha es ardua por parte las asociaciones trabajan sobre los derechos de las trabajadora domestica. El Ministerio del Trabajo y el Instituto de Seguridad social, deben tomar medidas beligerante, persuasiva hacia el empleador, realizar actividades de concientización, se fomente la justicia laboral, equitativa de afiliar a las trabajadoras al INSS, paguen el salario mínimo, hagan firmar un contrato escrito. 

Fuente: Confidencial

Para mayor información: 
http://www.confidencial.com.ni/articulo/15230/nada-que-celebrar