Presentan Campaña de valorización del trabajo doméstico en Brasil

Abril de 2011 - Brasil 

 

Brasil, abril de 2011.- En el marco de la conmemoración del Día Nacional de la Trabajadora Doméstica (27 de abril), la OIT, ONU Mujeres y FENATRAD (Federación Nacional de Trabajadoras Domésticas), con apoyo de las Secretarias de Políticas para las Mujeres y de Políticas de Promoción de la Igualdad Racial (Seppir), dieron a conocer la campaña “Respeto y dignidad para las trabajadoras domésticas: una profesión como todas las demás”. 

Un año después de su primer lanzamiento, la campaña no perdió su relevancia, a la vez que el trabajo doméstico continúa siendo – en muchos sectores - desvalorizado, invisibilizado y poco reglamentado, marcado por la informalidad, la poca cobertura de protección social y las bajas remuneraciones. 

La campaña consta de tres spots de radio con declaraciones de la presidenta de FENATRAD, de un empleador y de una trabajadora doméstica, y pueden ser reproducidos en radios comerciales, comunitarias, empresariales y de otras instituciones. 

Descargas: 

Comunicado de prensa (portugués) 

Spots de radio (portugués) ) 

Para mayor información:
http://igenero.oit.org.pe/index.php?option=com_content&task=view&id=548&Itemid=105


 

La ley de empleo doméstico en Brasil: derechos aún desconocidos

05/08/2013 - Brasil

 

En ningún otro país del mundo trabajan tantas empleadas domésticas como en Brasil. Desde abril de este año han obtenido más derechos. Sin embargo, muchas desconocen que la ley las protege.

Nunca está en las fiestas, pero sabe lo que queda de ellas: una parrilla grasienta, platos sucios, tarros de cerveza vacíos y un patio desordenado. Tras limpiar lo que ha quedado de la parrillada del fin de semana, Lucía puede por fin dejar que sus ojos se pierdan en el mar. Hoy, probablemente, no podrá regresar a casa antes de las cinco. 

Cada mañana, Lucía toma el autobús a las seis y media para ir con “su familia”. Tras pasar los barrios pobres, llega a una de las calles más bonitas de toda la ciudad, justo en la playa. A las ocho, debe tener listo el desayuno y poner la mesa. Luego, se ocupa de la familia con la que trabaja desde hace ya cuatro años, tanto para ir a la escuela como el trabajo. En total: dos niños y dos adultos para los que tiene que limpiar, cocinar y lavar la ropa. Y si durante el fin de semana hubo una fiesta, su lista de quehaceres es interminable. 

En realidad, esto tendría que haber terminado desde abril. Una enmienda constitucional en Brasil quiso otorgar a las trabajadoras domésticas derechos similares a los de cualquier otro empleado. Por ejemplo, remunerar las horas suplementarias de trabajo. Pero Lucía no se ha enterado. Su empleador sí. Sin embargo, no le paga a Lucía más si, por ejemplo, comienza a tender la ropa por allí de las siete de la tarde. 

Desde abril, Lucía podría cobrar por cada hora extra 1,5 veces más de lo que gana. Aunque ella no quiere. “La nueva ley no cambia nada para mí”, dice. A ella le gusta estar con su familia y con aproximadamente 400 euros, al tipo de cambio, recibe mensualmente casi el doble de un salario mínimo brasileño. “Mi jefa es mi amiga. La extraño y también extraño la casa cuando no estoy allí”, cuenta. 

Muchas empleadas domésticas en Brasil, como Lucía, forman parte de la familia. En ninguna otra parte del mundo hay tantas: 7,2 millones, de las cuales 93% son mujeres. Quien puede permitirse tener una, cuenta con ella varias veces a la semana. En ocasiones, las empleadas duermen en una recámara separada en casa de la familia. 

Nueva abolición de la esclavitud

Para Lucía, el 3 de abril de este año fue como cualquier otro día. En cambio, Eliana Menezes lo celebró y se puso contenta: “Y todavía seguimos festejando. Con la nueva ley que ha aprobado el Senado, las trabajadoras domésticas tenemos más derechos. Hace ya más de diez años que el presidente del sindicato de trabajadoras domésticas de São Paulo, 'Sindomestica', ha luchado por eso. Las nuevas reglamentaciones deberán, por primera vez, terminar con la esclavitud. Primero, podríamos decir que ya tenemos los mismo derechos que cualquier otro trabajador”, señala Eliana. "Ahora nuestro deber es hacer que todas las empleadas domésticas conozcan estos nuevos derechos. Es una tarea difícil".

El gobierno ha abierto un centro de información para que las empleadas domésticas puedan informarse sobre su nuevos derechos. Además, el Ministerio del Trabajo ha creado un nuevo portal en Internet para que los empleadores conozcan y respeten la nueva ley. 

La implementación de la ley tomará tiempo

Por supuesto, el portal está en una fase beta. Estará listo primero cuando los políticos hayan llegado a un acuerdo y eso puede llevar tiempo. Sin embargo, los políticos habían hecho gran eco de que gestionarían esto en un mes. Eso ha amortiguado el consentimiento del sindicado que a finales de junio salió a las calles para protestar y pedir que se acelerara el proceso. 

Horas extras remuneradas, establecimiento de la duración máxima del trabajo en ocho horas diarias, así como un seguro de desempleo y acceso a la seguridad social fueron decretados en julio por el Senado. Ahora, la Cámara de Diputados deberá dar su acuerdo. 

La ley podría tener también un efecto negativo

La ley es una primicia en la historia de Brasil. Eso explica la agitación que generó antes de que la reforma fuera aprobada: muchos economistas brasileños dijeron que propiciaría una ola de despidos. Incluso el sindicato de trabajadores comenzó una petición en línea contra la ley. Muchos brasileños se veían ellos mismos limpiando sus propias casas. 

El economista y exministro del trabajo Walter Barelli piensa también que el número de trabajadores se verá reducido: “Por ley será ahora más caro contratar a alguien. Los brasileños se encuentran actualmente en un proceso de transformación. Pronto ocurrirá aquí lo mismo que en Europa o en otros lugares donde ya no hay más empleados domésticos”. Pero Eliana Menezes, miembro del sindicato, no piensa lo mismo: “El empleo doméstico pertenece a la cultura brasileña. Un ama de casa brasileña no aprende a ir al trabajo y luego a ocuparse de su casa. Ya están acostumbradas a esta comodidad”. 

Aunque muchos no saben que para Lucía esto es su cotidiano: "cuando uno ya ha pasado las ocho horas del día trabajando en la casa de la familia, luego debe uno ocuparse de limpiar la suya". Entonces, comienza todo de nuevo: limpiar, cocinar, lavar la ropa. Lo único que cambia es el fondo. 

Para mayor información:
http://www.dw.de/la-ley-de-empleo-dom%C3%A9stico-en-brasil-derechos-a%C3%BAn-desconocidos/a-16997862 


 

Acordo coletivo das domésticas garante piso de R$ 755 em São Paulo

30/07/2013 - Brasil

 

São Paulo – O primeiro acordo coletivo para empregados domésticos no país garante piso de R$ 755 para a categoria em São Paulo. O documento, assinado na última sexta-feira (26) entre a Federação das Empregadas e Trabalhadores Domésticos do Estado de São Paulo e o Sindicato dos Empregadores Domésticos do Estado de São Paulo, passa a valer no dia 26 de agosto. É o primeiro após aprovação da Proposta de Emenda à Constituição nº 72, denominada PEC das Domésticas, em abril deste ano.

Leia também

Senado aprova regulamentação do trabalho doméstico

Para os domésticos que moram no serviço, o vencimento base chega a R$ 1,2 mil. Os maiores salários serão pagos aos trabalhadores que pernoitam no local e o piso aumenta de acordo com o tipo de trabalho. O salário das babás varia entre R$ 1,6 mil (para cuidar de uma criança) e R$ 2 mil (duas ou mais crianças). Copeiras e cozinheiras receberão R$ 2 mil, enquanto cuidadores de idosos terão piso salarial de R$ 2,3 mil. O maior vencimento será o de governanta, que alcança R$ 5 mil. 

A assistente jurídica da federação, Camila Ferrari, explica que o acordo só não é válido para diaristas, tendo em vista que elas trabalham menos do que três dias por semana em uma mesma residência. Ao todo, 26 municípios paulistas, que compõem a área de atuação da federação, foram contemplados pela negociação. Segundo a advogada Margareth Galvão, que representa os patrões, outros sindicatos manifestaram interesse em participar da convenção. 

Camila Ferrari calcula que existam cerca de 700 mil trabalhadores domésticos na Grande São Paulo. Ela acredita que o acordo minimiza o risco de demissões no setor, pois é resultado de um diálogo entre empregadores e funcionários. A advogada do sindicato dos empregadores reforçou que o "objetivo não foi onerar o patrão. Não foi criar mais e mais atritos. O objetivo desta convenção coletiva foi harmonizar a relação”, disse

Para mayor información:
http://www.ebc.com.br/noticias/economia/2013/07/acordo-coletivo-das-domesticas-garante-piso-de-r-755-em-sao-paulo


 

Best UK Bookis w.betroll.co.uk Will Hill
How to get bonus http://f.betroll.co.uk/ Betfair